Buscador

Translate it !

lunes, 1 de octubre de 2012

Pubs y bares tradicionales


“San Patricio, el trébol, la emigración y la hambruna, sí, todo es muy irlandés, pero a la hora de la verdad, las tres cosas en las que el mundo piensa cuando oye Dublin son pubs, Guinness y lluvia. Y con la tercera no podemos hacer nada, excepto refugiarnos en un pub a beber Guinness”.

                                 Oscar Tindrum, “Historias de un extranjero que viaja”.

En Dublin hay bares para todos, hay más turismo, y empieza a haber otras costumbres. Sí, es cierto que no se puede fumar dentro, pero a la puerta de cualquier local se pueden ver animados corros de fumadores exiliados bajo la lluvia como antes hacían bajo el humo. Hay bares en los que todo el mundo está pendiente del partido de la tele, bares para turistas, de lo que Temple Bar es un buen ejemplo, pero incluso en el corazón de lo más descaradamente comercial siempre hay algo que los hace diferentes, únicos. Hay pubs que tienen cientos de años. No hay escritor irlandés que no haya explorado, escrito o experimentado sobre ellos y su relación con ellos. Eso sí, los bares de Dublin tiene un defecto; la bebida es cara ya que una pinta de cerveza vale entre 4,50€ y 6€.

 Los bares tradicionales de Dublin son uno de los mayores atractivos de la capital, con una clientela fija y agradable que abarrota sus locales. Muchos de ellos no tienen música, a no ser que alguien esté tocando dentro, y el ruido de fondo son las incesantes conversaciones a las que tan aficionados son los irlandeses. 

Los hay de muchos tipos: unos son famosos por su ambiente bohemio y literario, otros por su fantástica decoración, otros por las actuaciones musicales, pero una condición inexcusable para figurar en la lista es la calidad de la Guinness. La mejor forma de disfrutar de una buena tarde/noche es conseguir una mesa y disfrutar del ambiente.

Tradicionalmente, la mejor Guinness de Dublin se sirve en Mulligan’s (Poolbeg St, muy cerca de la estación de Tara, en el centro), un lugar austero y espantoso pero fascinante.
O’Donoghue’s (Merrion Row) es pequeño y antiguo, con pequeños conciertos de música tradicional.
En la zona de Grafton St, McDaid’s en Harry St, es el lugar donde Brendan Behan ahogaba su talento en alcohol. Kehoe’s, en South Anne St, es un pub de toda la vida que está animado desde las 18h.
Grogan’s, en South William St un poco más al oeste, es un lugar con un ambiente más tranquilo y relajado dónde también se sirven, según dicen, las mejores Guinness de Dublín.









1 comentario:

  1. Una entrada muy acertada, soy un enamorado de los pubs irlandeses. Lugares encantadores que deberíamos predicar en todo el mundo.
    Podéis leer mi opinión sobre su cultura en mi blog:
    http://laleydelaveleta.blogspot.com.es/2012/09/la-esencia-de-un-pub-irlandes.html

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...