Buscador

Translate it !

domingo, 23 de junio de 2013

Anécdotas de españoles en Dublin

 “Necesité un día hacer fotocopias y fui a un punto de turismo a preguntar, la cosa es que no me defiendo bien del todo y como no sabía decirlo, dije "where is a copistery?" pues bien, el hombre se reía un montón pero me entendió!!!! Prueba superada!” Ivan Fernandez Comino

“Llevo 3 años aquí, así que me han pasado muchísimas cosas, pero por ejemplo, precisamente ayer me pasó una. Iba con mi bebé paseando con el cochecito y dos españolas que acababan de llegar, me preguntaron información. Yo me di cuenta de que eran españolas, así que enseguida les aclaré que yo también lo era. Al final nos pusimos a hablar y al rato me preguntan que cómo había conseguido el trabajo. Yo les dije: ¿Qué trabajo? Y ellas me dicen: El de Aupair… Empecé a reírme y les dije: No soy Aupair, el niño es mío!!” María Garzón Melero

“En el último viaje saltó la alarma de incendios a las 2 de la mañana en el hotel y nos invitaron a 2 pintas, además de dejarnos una carta de disculpa en la habitación”. Victor Souto
“El primer fin de semana que salí me preguntaron en la entrada de la discoteca: How are you? y respondí 27. No me dejaron entrar porque se pensaron que iba borracho... La respuesta obvia era fine pero cualquiera entendía la primera semana”.  Ivan Marqueta

“Fui a acompañar a los familiares de una amiga mía al aeropuerto y allí una chica que yo creo que era latina nos preguntó a mi amiga y a mí: ¿Dónde puedo coger un autobús para ir a Madrid? Yo le reafirmé que si quería decir Madrid y ella respondió que sí. Pero la cosa no quedó ahí. Mi amiga le respondió: ¿Cómo vas a coger un autobús a Madrid si tienes que cruzar el río? (refiriéndose al océano)!!! Nos pasamos el viaje de vuelta riéndonos a carcajada limpia”. Vanessa López García

“Me apunté al gimnasio y, tras un par de semanas, estaba una tarde corriendo en la cinta y tuve la mala suerte/ torpeza de caerme de la cinta, ¡sí! Fue vergonzoso, me vieron todos los musculitos por no decir que se me ha quedado cicatriz del quemazo que me hice, pero no me importó porque no me conocía a nadie” Ester Martinez Gómez

“Iba en el tranvía de camino desde Ballaly drive a otro barrio cuando uno de los revisores que era hindú me pidió el ticket. Yo en cambio había comprado un vale por dos semanas pero se ve que me equivoqué en algo. El hombre se puso a gritar y me bajó en la siguiente parada pidiéndome la dirección para ponerme una multa de 200 euros. Menos mal que llegó otro revisor y le dijo que me dejara tranquila, que era de España. Hasta me apuntó su número por si me volvían a parar!! Total, que llegué a mi destino pero horas más tarde tenía que volver a casa y para ello coger de nuevo el tranvía con tal mala suerte que cuando llegué seguían los revisores allí… Yo, que había bebido un poco, me quedé con una cara de tierra trágame... Pero me dijeron: ¡Ah, eres tú! See you! Y corriendo a casa que fui. Al día siguiente me saqué la tarjeta apropiada”. Marina Salmeron 

“Me registré en una página web de limpieza en Dublín con la finalidad de conseguir algún 'job' para empezar. Una chica brasileña me envió un mensaje creyendo que era yo quién contrataba. Le contesté diplomáticamente que no lo era pero le propuse quedar para dar un paseo para hablar en inglés. Fue mi primer 'affair' en esta ciudad”. Rob García

“Estaba parada en la esquina frente al Trinity College y uno de los semáforos cambió de color. La gente que subía hacia Grafton St y la que bajaba estaba esperando para pasar. Algo ocurrió que los que debían esperar también se pusieron a cruzar la calle y todos se chocaron, unos con otros. No podía parar de reír. Todos tenían caras de confusión! Siempre me lamento no haber tenido una cámara a la mano ese momento”. Ciara Carolina

Hace 12 años que vivo en Irlanda...Y NO TENGO PARAGUAS!” Yamile Claudia Mugsi





2 comentarios:

  1. Hola, estoy leyendo los comentarios y me rio mucho de las anécdotas que cuentan, me siento identificada, no soy española, mi marido si lo es, soy argentina (reconozco que mucho no nos quieren en el mundo, pero no todos somos iguales). Mi marido hace un año que trabaja en Dublín y yo llegué con mis dos niños (un varón de 9 años y una niña de 4) el 11 de mayo, hace muy poco, si bien algo había estudiado de inglés, me doy cuenta que necesito practicar muchísimo, si alguien me puede recomendar algún lugar o bien contar sus experiencias desde ya se los agradezco mucho, mis horarios son limitados ya que recién puedo después de las 19 hs. cuando mi marido regresa de trabajar. Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  2. ...iba caminando por Grafton Street de camino al trabajo una mañana cualquiera, con mi té en una mano y mi croissant en la otra, cuando sentí una sombra por la espalda y noté que algo tiraba de mi croissant...! Era una gaviota ladrona que me robó el desayuno sin piedad ninguna, y encima después se quedó revoloteando por la calle mientras la perseguían las demás gaviotas... cuidado españoles en Dublin, las gaviotas irlandesas no se andan con chiquitas! (lo peor, toda la gente que me vió y se paró a señalarme con el dedo y reírse de mi desgracia....y de la cara de tonta que se me quedó!)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...